15Mar
By: admin Encendido: marzo 15, 2016 In: Biblioteca de ropa, Madrid Comments: 1

Te odio plancha, aborrezco ese momento en el que las camisas amontonadas pero limpias gritan a mi aletargada conciencia de amo de casa que ya es el tiempo de planchar.

He amontonado durante semanas la ropa, y pese a mi intento de inventar ingenios con los que librarme de ti, no lo consigo. Es un arte evitarte.

Tiendo bien para evitar planchar, y aprovecho el vapor de la ducha para colgar ropa en perchas con la esperanza de que se obre algún milagro. He llegado a comprarme alguna camisa nueva porque no tenía nada planchado, aún sabiendo que esa camisa terminará también amontonada.

Nada funciona, el montón siempre acaba apareciendo. Remedios, que aunque con la edad se perfeccionan, no son más que parches de esperanza, en la ardua tarea de evitar la plancha.

Lavar, tender, destender, fumar, leer, salir de casa, volver… Para todo encuentro hueco menos para la plancha. Me aburres, me cansas, me das dolor de espalda, me haces sentir vago y desordenado. No tienes Zen ni buen Karma. Te faltan Swing, Jazz y Flow. No tienes nada.

Y sin embargo me tienes a mi, aborreciéndote pero sin poder desterrarte.

Total, que me creo que eres mi ex-novia y me pongo poético para desahogarme.

Voy a ser más práctico… Eso también me lo pedía mi ex: “Tienes que ser más práctico…” Y le voy a hacer caso, por una vez.

Me apunto a The Closet.

Trackback URL: http://theclosetclub.eu/2016/03/15/el-dia-que-deje-de-odiar-a-la-plancha/trackback/

1 Comments:

    • Irsa
    • marzo 18, 2016
    • Reply

    Una de tus ex: De los errores se aprende

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *